Creemos

“Hay un solo Dios verdadero, el Creador de todo el universo, incluyendo la humanidad.  Él existe eternamente en las tres personas de la Trinidad – el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Cada persona de la Trinidad posee igualmente todos los atributos de deidad.”

Esta declaración de fe debe ser completamente aceptada con conciencia y corazón por todos los líderes de grupos de la Christian Surfers International Network.

LA BIBLIA: La única base para nuestras creencias es la Biblia.  Creemos que la Biblia es la infalible palabra escrita de Dios, completamente inspirada por el Espíritu Santo. La Biblia es nuestra autoridad suprema.

DIOS: Hay un solo Dios verdadero, el Creador de todo el universo, incluyendo la humanidad.  Él existe eternamente en las tres personas de la Trinidad – el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Cada persona de la Trinidad posee igualmente todos los atributos de deidad.

JESUS: Jesucristo es Dios, la eterna y viva Palabra, quien se hizo hombre, nació en este mundo a través de la virgen María.  Jesús es perfectamente Dios y perfectamente humano, unido en una sola persona.  Vivió una vida sin pecado.  Jesús murió en la cruz como nuestro sustituto, llevándose consigo el castigo que nosotros nos merecíamos.  Por su muerte, Jesús hizo de una vez por todo la expiación de pecado.  Recibimos el perdón de pecados cuando volvemos hacia Él en fe.  Resucitó en cuerpo de entre los muertos, subió a los cielos, y esta sentado a la mano derecha de Dios el Padre. Él es el único mediador entre el hombre y Dios.

SEGUNDA VENIDA: Jesucristo volverá de nuevo a la tierra – personalmente, visible y en cuerpo – para completar y cumplir el plan de Dios.

HUMANIDAD: El hombre es creado como varón y mujer en la imagen de Dios.  La humanidad pecó al desobedecer a Dios y se ganó la muerte. Toda la naturaleza de la humanidad es corrupta y no es posible hacerse aceptable a los ojos de Dios.  Cada persona necesita la regeneración a través del Espíritu Santo.

EL ESPÍRITU SANTO: El Espíritu Santo ha venido al mundo para revelar y glorificar a Cristo, y aplicar la obra salvadora de Cristo a la humanidad. Su llenura, poder, y control están presentes en la vida del creyente a través de la fe. Todo creyente es llamado a vivir una vida santa y fructífera por el poder del Espíritu que mora en él.

SALVACIÓN: La salvación de la humanidad es una obra completa por la gracia de Dios y no es la obra, de ninguna forma, de la obra humana, la bondad o la actividad religiosa.  Dios imputa Su justicia en aquellos que demuestren su fe solamente en Cristo por la salvación. Como resultado, Dios los declara justos en sus ojos. Cada persona debe nacer de nuevo a través del Espíritu Santo y puede ser seguro de su salvación inmediatamente al haber confiado en Cristo como su Salvador. La Palabra y el Espíritu de Dios son las únicas bases para esta seguridad.

LA IGLESIA: La iglesia visible es la asamblea del pueblo salvo y fiel a Dios, reunido para adoración, edificación, misión y el uso de los dones del Espíritu de acuerdo a la palabra de Dios.  Jesucristo es la Cabeza de Su Iglesia. Dios exhorta a todo Su pueblo que se reúnan localmente y regularmente para adorar, participar en las ordenanzas de Cristo y en el ministerio de la Palabra para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia.

NUESTRA COMISIÓN: Jesucristo manda a todos los creyentes a estar involucrados en hacer discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles a obedecer todo lo que Cristo enseñó. Sus propósitos requieren que todas las ambiciones personales y mundanas sean subordinadas a Él. Esto es el discipulado verdadero.