¡Que cada surfista y cada comunidad surfista tenga la oportunidad de conocer y seguir a Jesús!